La educación constituye un elemento esencial para el desarrollo y la realización personal y social de los ciudadanos, correspondiéndole no sólo la transmisión de los conocimientos y saberes que la sociedad considera necesarios, sino también la promoción de valores, de hábitos y actitudes, que contribuyan a configurar la personalidad y abran los cauces para su incorporación a la vida de la comunidad como miembros activos, críticos y responsables, procurando el máximo desarrollo de las capacidades en función de las características y posibilidades individuales.

Nuestros Centros de Educación Especial se contemplan dentro de las ofertas educativas y respuestas pedagógicas que establece el Sistema Educativo a los alumnos/as con necesidades educativas especiales.

Igualmente y desde hace varios años se ofrece la posibilidad educativa de que un alumno/a con n.e.e. pueda hacer uso de nuestros centros especifico en régimen de “Escolarización Combinada”, siendo esta posibilidad cada vez más extendida y habitual, en este caso los colegios de educación especial funcionarían como centros de recursos especializados, donde los alumnos/as asistirían una o más veces en semana a las aulas o programas que se estén desarrollando en los centros específicos.

Por tanto, ofrecemos escolarización para alumnos/as con discapacidad intelectual, en las siguientes etapas:

  • Educación infantil que engloba a alumnos de 0 a 6 años
  • Educación Básica Especial, que comprende alumnos desde los 6 hasta los 16 años.

En ambas etapas, además del currículo de Infantil y Primaria a través de adaptaciones curriculares individuales significativas se aplican programas de estimulación basal y del lenguaje, autonomía personal, programas de educación afectivo-sexual, psicomotricidad, habilidades sociales, enseñanza-aprendizaje del uso del euro, entre otros, siendo éstos tanto individuales como grupales y dirigidos a unos alumnos u otros dependiendo de su edad y sus capacidades.

  • Etapa post-obligatoria –Programas de Transición a la Vida Adulta y Laboral- PTVAL, que comprende a los alumnos de 16 a 21 años: rama agraria, rama de madera y rama de corte y confección. La finalidad de los programas de formación para la transición a la vida adulta y laboral es satisfacer las necesidades que todas las personas tienen durante el proceso de transición a la vida activaIgualmente, en esta etapa educativa, se llevan a cabo programas de prácticas en empresas en el entorno del alumno/a.

Centros que ofrecen este servicio